La propiocepción, como la podemos mejorar y que partes la forman

La propiocepción, como podemos mejorar y que partes la forman

¿Qué es realmente la propiocepción?. Vamos a explicar, que es el sistema de propiocepción, de que está formado, y como afecta a nuestra vida cotidiana y sobre todo nuestros entrenamientos.

Conociendo cómo funciona cada parte de nuestro cuerpo, podremos buscar como mejorar ciertos hábitos que nos harán ganar calidad de vida.

Tanto el Core, como el sistema de propiocepción, son partes fundamentales de nuestro cuerpo. Por lo tanto, nuestra salud, también va a depender de un estado óptimo de ambas partes.

Índice

    Que es el Core y por que está ligado a la propiocepción

                    Antes de empezar con cualquier tipo de opinión, primero tenemos que aclarar que el “Core”, realmente, es un término del idioma ingles y que tiene como significado “centro”. Ahora, ya sabiendo esto, podemos deducir que el core son los músculos profundos que coexisten en la columna vertebral.

    Estos, incluyen:

    • Músculos de la pelvis y de los glúteos.
    • Los abdominales
    • Y la musculatura interna de la columna

    Aunque diversos estudios han dado como resultado que también incluye partes superiores e inferior de nuestro cuerpo, como la cadera, los muslos, el tronco y los hombros (Elphinston, 2004; Lehman, 2006; McGill, 2002; Santana, 2003)

    La propiocepción ¿Qué es ?

    Se define como la capacidad que tiene nuestro encéfalo o mejor conocido como “cerebro” de saber la locación exacta de cada una de las partes de nuestro cuerpo en todo momento.

    La propiocepción ¿Qué es ?

     Esta habilidad, va de la mano con el sistema propioceptivo, que es el sistema encargado de procesar las ordenes que nuestro cerebro manda y así saber en qué momento exacto reaccionar.

     Este sistema provoca, que a la hora de una caída o accidente en general, saber que acción de todas las enviadas por el cerebro (valga la redundancia) accionar para evitar lesiones.   

    La propiocepción actúa frente a las funciones de regulación del equilibrio, coordinación de movimientos. Y aunque se esté dormido, mantener en modo alerta al cerebro.  

    ¿Qué partes forman el sistema de propiocepción del cuerpo?

    La definición de sistema sería como un conjunto de elementos y/o partes que juntos, llegan a una combinación armoniosa y uniforme. Sabiendo eso, podemos deducir que como cualquier sistema, el sistema de propiocepción cuenta con tres (3) partes principales, y estas son:

    1. Sistema nervioso central: Utilizado con la abreviatura SNC, es una parte fundamentar de nuestro cuerpo. Podemos definirlo como el encargado de enviar la información o las órdenes a las articulaciones y/o músculos en peligro. Se podría decir que el sistema nervioso central es como la CPU de los ordenadores.
    2. Receptores nerviosos: Denominados receptores propioceptivos, se encuentran en las articulaciones, tendones, músculos, ligamentos y huesos. Son el huso muscular (los husos musculares son receptores que están dentro de cada musculo y tienen como función el detectar el cambo de longitud de los músculos), sirve para medir cualquier tipo de variación del cuerpo y poner en alerta cerebro.  
    3. Nervios aferentes: Son los mensajeros frente a todo este desarrollo. Una vez que lo receptores nerviosos hayan detectado una anomalía los nervios aferentes transmitirán esa información para que el sistema nervioso central (SNC) acciones y así, se evite una lesión.
    ¿Qué partes forman el sistema de propiocepción del cuerpo?

    Toda la información procesada queda en el sistema nervioso central (SNC) ya que, según estudios, se ha llegado a estipular que como dicen urbanamente: “los músculos tienen memoria”. Haciendo que a la hora de repetirse un mismo patrón de comportamiento que pueda ocasionar algún tipo de lesión, el sistema de propiocepción sepa completamente que es lo que debe o no debe hacer.

    Gracias al sistema de propiocepción, eres capaz de moverte, ya que sin el no ubicarías donde esta cada parte de tu cuerpo, sin mencionar que es una habilidad que se tiene desde el nacimiento.

    Beneficios de entrenar la Propiocepción

    Conocemos como funciona el sistema de propiocepción, conocemos que se nace con él, pero ¿se puede entrenar?, por supuesto.

     Veamos cuales son los beneficios de entrenar correctamente la propiocepcion:

    1. Mejora el rendimiento corporal: a partir de ejercicios específicos, se puede mejorar la percepción del entorno, dando como resultado que, aunque nuestro cuerpo este en movimiento, nunca se pierda de vista. Otros de los beneficios es que se agiliza los llamados “reflejospotenciando la coordinación motriz y el equilibrio corporal.
    2. Fortalecimiento de las articulaciones: Cuanto más se entrene la propiocepción, más agilidad de musculatura se obtendrá, ya que van de la mano. La mejora, o fortalecimiento de las articulaciones es necesario para tener un equilibrio óptimo ante cualquier tipo de obstáculo. Es muy importante, a la hora de realizar deporte para evitar cierto tipo de lesiones.
    3. Prevención de lesiones: anteriormente en el desarrollo de este artículo se estuvo comentando que la principal función de este sistema es la prevención de lesiones, y que esto es algo con lo que se nace. Sin embargo, hay muchas habilidades con las que se nace y como todas, cuanto más se trabajen, mayor habilidad, mayor destreza y fuerza conseguiremos. Es necesario, para todo deportista, ejercitar mediante ejercicios de propiocepción para evitar esas lesiones que pueden hacernos parar en momentos clave. 

    La propiocepción y el Core como aliados en este apartado

    Una vez, sabiendo toda esta información, podemos dar a concluir que el Core y la propiocepción son, por llamarlos de una manera, “hermanos”. Siendo de esta forma funciones del cuerpo que, aunque no son los mismo, se podrían llegar a confundir.

                Recordemos que el core en la capacidad de equilibrio que tiene la columna vertebral con la ayuda de distintos músculos. Sin embargo, propiocepción se le entiende como la capacidad que tiene el cuerpo, mediante la reacción, a la hora de preverse algún tipo de lesión.

    que es el core

    Si nos ponemos a analizar, ¿la propiocepcion como funcionaria si no tuviéramos core?. Pues no lo haría en su totalidad, ya que a pesar de saber la localización corporal de nuestras partes, no tendríamos ningún tipo de equilibrio.

     Por consiguiente, acciones de la vida cotidiana como, caminar, sentarse, correr, entre otras, fueran vascamente imposibles por no tener una estabilidad corporal.

    Siguiendo, ¿Cómo funcionaría el Core sin la propiocepción?. Basándonos en lo anterior, a pesar de que tendríamos un buen equilibro, no definirías la ubicación de partes del cuerpo. Entonces a la hora de que nuestras articulaciones o músculos peligren, seria en vano algún intento de evitar una lesión.

    Es así como deducimos que a pesar de no ser partes del cuerpo “hermanas” trabaja en conjunto para lograr lo que toda zona corporal: “un funcionamiento del cuerpo humano armonioso” donde todo funcione y no tenga por qué haber problemas.

    Por último la conclusión

    Parra concluir debemos concretar y recalcar que se necesita fortalecimiento. De esta forma, con ejercicios específicos, hábitos alimenticios correctos, buenas horas de descanso, tomar suficiente agua y un buen funcionamiento mental y emocional, podemos logar que toda parte del cuerpo cumpla su propósito y se mantenga saludable.

    No descuidarse ni física ni psicológicamente es la clave para evitar lesiones, ya sean mentales (como traumas, depresiones, ansiedad, problemas alimenticios, enfermedades mentales en general) como físicas (enfermedades, condiciones, trastornos, fracturas, lesiones, cualquier carencia física). De esta forma se logrará minimizar y conjunto a eso, se podrá llevar un buen trabajo de cada uno de los sistemas en sí, independientemente de su función.        

    Bibliografía

    Cholewicki, J., Simons, A. y Radrbold, A. (2000). Effects of external trunk loads on lumbar spine stability. Journal of Biomechanics, 33, 1377-1385.

    Akuthota, V., Ferreiro, A., Moore, T. y Fredericson, M. (2008). Core Stability Exercise Principles. Current Sports Medicine Reports, 7(1), 39-44.

    Faries, M. y Greenwood, M. (2007). Core Training: Stabilizing the Confusion. Strenght and Conditioning Journal, 29(2), 10-25.

    Lehman G. (2006). Resistance training for performance and injury prevention in golf. Journal of the Canadian Chiropractic Association, 50(1), 27-42.

    McGill, S.M. (2002). Low back disorders. Evidence-based prevention and rehabilitationChampaign, USA: Human Kinetics.

    Akuthota V. y Nadler S, F. (2004). Core strengthening. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, 85(3), 86–92

    5/5 - (1 voto)

    Luis Miguel Serrano

    Aficionado al Deporte y a la nutrición desde hace muchos años. Encontré de mi verdadero hobby mi profesión. Ahora, escribo en blogs, aportando valor con toda mi pasión y mi enorme dedicación por esta filosofía de vida que es el Wellness.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Utilizamos cookies y/o tecnologías similares, propias y/o de terceros con el fin de permitir el correcto funcionamiento de la web, para personalizar el contenido y medir el uso de esta página. Puedes configurar las cookies pulsando el botón en \"Configurar/Rechazar\", también puedes aceptar las cookies necesarias y rechazar el resto pulsando el botón \"Aceptar todas las cookies\". Para obtener más información, puedes visitar nuestra Política de privacidad y cookies. Más información

    Abrir chat
    💭 ¿Necesitas ayuda?
    ¡Hola! 👋
    Bienvenido a PW360. ¿En que podemos ayudarte?